La ciudad

La ciudad de Almería localizada en la zona sureste de la Península Ibérica, es la ciudad europea con más horas de luz al año contando con un clima privilegiado. Su origen se remonta a tiempos remotos, aunque los árabes la fundaron como ciudad en el año 955. Con cerca de 200.000 habitantes, es una ciudad tranquila, acogedora y llena de contrastes. Posee 40 km de playas, de interés para disfrutar del turismo de sol y playa o del turismo de naturaleza, especialmente en la playa virgen del Parque Natural Cabo de Gata. Posee un significativo puerto comercial y de transporte de pasajeros, relevante a nivel nacional, y un aeropuerto con gran actividad. En el año 2005 Almería acogió los XV Juegos Mediterráneos dotando a la ciudad de numerosas instalaciones y equipamientos deportivos.

Todo esto y mucho más es lo hace de Almería un destino turístico único, una provincia donde el visitante encontrará desde campos de golf al pie del Mediterráneo hasta pequeños pueblos tendidos en las laderas de las montañas donde el tiempo parece haberse detenido conservando su encanto de antaño.

Por su riqueza monumental y natural, Almería ofrece un paisaje lleno de contrastes en el que se pueden disfrutar de ofertas de ocio, en las que destacan el golf, los puertos deportivos, el buceo o la espeleología; con su exquisita gastronomía y sus arraigadas tradiciones. Un destino que sin duda, merece la pena visitar.

No podemos dejar este repaso por la ciudad sin incluir su parte más lúdica y festiva. La Feria y Fiestas de Almería, que se celebra en agosto, la convierten en un destino turístico por excelencia. Declarada de interés turístico, la Semana Santa almeriense celebra año tras año, una nueva muestra de esplendor y arraigo cultural.

La ciudad de Almería está desarrollando una gran labor dentro del sector del turismo de congresos, reuniendo innumerables atractivos para el visitante y apostando por una importante oferta monumental, cultural, natural, gastronómica, de alojamiento, de golf y de ocio que la convierten en un destino de interés, dotado de las infraestructuras más modernas capaz de albergar cualquier tipo de evento.